¿Cómo se hace un proyecto de vida? pasos, consejos y ejemplos

Un proyecto de vida te permitirá tener una visión más clara de lo que esperas lograr a futuro, de allí que actualmente sea tan importante su elaboración. En este tienes la posibilidad de trazar todas tus metas.

Bien sea a corto, mediano o largo plazo, en cualquier caso esta herramienta resulta muy valiosa, pero es modificable, esto debes tenerlo presente. Sin más, te comentamos todo al respecto.

Índice de contenidos

¿En qué consiste un proyecto de vida?

Quizás en este punto aún no tengas del todo claro qué es esto de mi proyecto de vida, como comentamos, es una herramienta de planificación, de hecho, una de las más efectivas. No importa en que universidad vayas a estudiar, es importante que tenga un proyecto de vida.

Porque te ayuda a conocerte, es básicamente una forma genial de establecer tus metas y tomar las mejores decisiones para tu futuro.

Es algo muy personal, el proyecto de vida es el camino que toda persona debe seguir para alcanzar lo que desea.

¿Qué se incluye en este?, lo que desees, cambia según la etapa de vida en la que te encuentres, pero de esto hablaremos más adelante.

¿Cuál es la estructura de un proyecto de vida?

Aunque no hay una estructura bien definida porque las personas lo hacen según más les convenga y lo que deseen incluir, sí es relevante tomar en cuenta que hay una variedad de elementos que deben aparecer en casi todos.

De seguro te preguntarás, ¿Cuáles son los elementos de un proyecto de vida?, no hay algo específico, si buscas 10 ejemplos sobre un proyecto de este tipo, verás múltiples variaciones, pero a continuación te dejamos una muestra genérica de lo que debes incluir.

proyecto de vida

Ten en claro tu realidad

No puedes crear un proyecto de vida, o al menos uno real, sin antes tener en claro cuál es tu realidad. Porque puede que el quién eres y dónde estás al momento de establecer tus metas, inciden en que estas sean o no realizables.

La vida puede cambiar en cualquier momento, por eso esta herramienta es tan flexible, pregúntate ¿quién eres? Y responde esto en tu proyecto, porque la clave es conocerte ahora y establecer cómo quieres ser, o lo que quieres lograr en cierto tiempo.

Establece tus experiencias

Aquí debes hablar un poco más de ti, dónde has estudiado, lo logrado hasta el momento, qué has disfrutado más de todo lo que has hecho hasta este punto de tu vida.

Esto va de la mano con el elemento anterior de quién eres, dónde estás, y darán una visión más general de tu ser.

¿Cuáles son tus necesidades?

Aquí haremos una pausa porque necesitas saber diferenciar tus necesidades, de tus deseos, las primeras son más realistas, lo que realmente necesitas en tu vida, y los segundos, son proyectos que pueden ser o no realizables.

Además de que el cumplimiento de un deseo o no de una necesidad, trae consigo consecuencias negativas. Cuando no satisfaces una necesidad, puede que te sientas ahogado, desesperado.

Ahora bien, cuando es un deseo el que no se puede satisfacer, las personas lidian con esto de una mejor manera. Siempre debes priorizar tus necesidades, por encima de tus deseos, porque estas le darán a tu vida una mayor estabilidad.

Clasificación de las metas y de los objetivos

Es vital que sepas no solo qué es un proyecto de vida, sino los objetivos que deseas incluir en este. Establece, de forma clara y precisa, qué es lo que deseas, cuáles son tus metas a corto plazo, cuáles se establecerán para ser cumplidas a mediano plazo.

Y finalmente, cuáles son esos objetivos a largo plazo, cada avance a lo largo del tiempo que establezcas para el cumplimiento de este proyecto, debe acercarte más a la meta final.

Visualización

Esto hace referencia a un enfoque más general de dónde te proyectas en cierto tiempo, de todo lo que deseas adquirir en el tiempo establecido, por ejemplo:

  • Dónde vivirás
  • Qué trabajarás.
  • Actividades que realizarás.

Establecimiento de fechas y tiempo

Si bien hemos hecho énfasis en la flexibilidad de un proyecto de vida, es crucial que sepas a ciencia cierta, en cuánto tiempo cumplirás las metas y los objetivos que has establecido.

Y es que si tienes un tiempo límite, quizás pondrás más empeño en el logro de todo lo establecido.

¿Cómo se hace un proyecto de vida? Pasos a seguir

Llegamos a la base del tema, lo que nos ha traído hasta aquí es saber cómo se ejecuta este, es decir, cómo se desarrolla un proyecto de vida. Siguiendo las indicaciones que te dejamos, podrás lograrlo sin mayores problemas.

  1. Como indicamos en los elementos, primero debes pasar por una etapa de autoevaluación, autoconocimiento, pregúntate:
  2. ¿Qué me gusta?
  3. ¿En qué soy bueno?
  4. ¿Qué no me gusta?
  1. Echa un vistazo a los objetivos que te has planteado en otras ocasiones, y compara si siguen siendo prioridad en tu vida. Si estos continúan respondiendo a tus necesidades, a tus proyectos, entonces, adelante.
  2. Establece todas tus necesidades y metas, lo que esperas lograr, la forma más fácil de establecer tus objetivos, es hacer un listado, luego ordena los que te resulten más prioritarios.
  3. Revisa tu proyecto continuamente, así sabrás si tienes que hacer algún ajuste, recuerda, este es flexible, pero esto no significa que continuamente modificarás tus objetivos, la idea es que tengan concisión, que se mantenga estable la mayoría del tiempo para que puedas enfocarte en los logros.

¿Por qué es tan importante realizar un proyecto de vida?

Los proyectos de vida son muy importantes porque traen consigo una serie de beneficios entre los que podemos destacar:

  • Te ayudará a organizar tus metas y facilitará el alcance de cada una de estas.
  • Tu confianza aumentará.
  • Te permitirá tener una mayor motivación.
  • Lograrás tener una mayor y mejor visualización a futuro.
  • Tendrás la oportunidad de enfocarte, de focalizar toda tu energía hacia el logro de todas tus metas.
  • Se disminuirá el riesgo de que tomes malas decisiones en tu vida.

En líneas generales, con un proyecto de vida te conocerás a ti mismo, establecerás de una forma clara tus metas, y podrás enfocarte para el logro de cada una de estas en el tiempo establecido.

¿Cuáles son las principales características de un proyecto de vida?

Entre las características más destacadas de un proyecto de vida podemos hacer mención de las siguientes:

  • Es personal, no puedes realizar uno de estos con los sueños, metas y experiencias de otras personas, es algo netamente tuyo.
  • Se orienta hacia el logro de las metas que pueden ser a corto, mediano o a largo plazo.
  • Es flexible, puedes realizar ajustes cuando sea necesario, adaptarte a los cambios.
  • Se basa en valores, un proyecto de vida se cimienta sobre las creencias, los valores de cada persona que lo realiza.

¿Qué tipo de proyectos de vida existen?

Los proyectos de vida pueden establecerse en distintas etapas de tu vida, y según los objetivos que desees alcanzar, varían, entre los tipos más comunes podemos mencionar:

  • Proyecto de vida universitario/académico.
  • Proyecto de vida cognitivo.
  • Proyecto de vida emocional.
  • Proyecto de vida espiritual.
  • Proyectos de vida profesional.
  • Proyecto de vida familiar.
  • Proyecto de vida en pareja.
  • Proyecto de vida laboral.
  • Proyecto de vida social.

¿Lo tienes claro? No pierdas tiempo y comienza a escribir tu proyecto de vida.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir